Boda de Inspiración Ibicenca

Durante la estancia vacacional en Ibiza aproveché para sumergirme entre sus aguas de mil y un azules y sus tradiciones y costumbres. Y hoy escribiré sobre cómo adaptarlas a la ceremonia.

Si pensamos en una boda ibicenca lo primero que se nos viene a la cabeza es una boda en la playa y novixs e invitadxs, de blanco.  

Aunque a primera vista parece indispensable contar con la presencia del mar...podemos adaptarnos en otros terrenos. Porque en la isla, la mayor parte de su territorio es ¡¡¡pinar!!! Así que no íbamos tan desencaminados cuando la boda de I&A la llamamos "boda Ibicenca en el pinar" ;-) (muy pronto en sus pantallas todos los detalles de esta boda).

Boda Ibicenca en el pinar. Imagen  de Alfonso Fulgencio.
Boda Ibicenca en el pinar. Imagen de Alfonso Fulgencio.

Efectivamente, el blanco sería el color predominante de vestuario, y esto, aunque no forma parte de la ceremonia, hace crear un ambiente ya puramente ibicenco. Da sensación de  tranquilidad y pureza, y la verdad es que queda realmente bonito estar todxs vestidxs de blanco.

Como simbologías, se me ocurre (cómo no) la ya clásica Ceremonia de la Arena. En esta ocasión, lo bonito sería realizarla con arena de la misma playa, en el momento. Y nada de recipientes individuales, yo lo haría con las manos. Y si no estáis en la playa en el momento de la ceremonia, lo ideal sería que fuera arena de la playa previamente recogida.

 

Todo esto nos hace recordar el ambiente hippie de la isla (aunque he de reconocer que a mí me decepcionó un poco, ya que no queda mucho rastro verdadero de los hippies...). Paz y amor. Amor y Paz. ¿Qué podemos rescatar de su filosofía? Amor libre, inconformismo, huir de los convencionalismos (esto me encanta, ya sabéis!! ) la espiritualidad y defensa de la ecología. Se me ocurren como simbologías: terminar de tejer un atrapasueños, por ejemplo cada unx  con un hilo de un color diferente; O hacer un ritual de los cuatro elementos, muy espiritual y en conexión con la Madre Tierra. Hay muchas versiones de este ritual, si os interesa, pronto escribiré sobre él. 

Simbología Atrapasueños. Imagen de Pinterest.
Simbología Atrapasueños. Imagen de Pinterest.

 Y como tradición típica ibicenca, descubrimos el Ball Pagés (danza primitiva ibicenca) en la que el hombre invita a bailar a la mujer a golpe de castañuelas (de diferente diseño a las flamencas, pero castañuelas al fin y al cabo). Podéis ver una versión pinchando aquí.

 

No sería la primera vez que introducimos el baile durante la ceremonia, ya lo hicimos también en la boda de M&T, con su Baile de Almas.

 

Y por último, encontramos el  Desfile de carros, muy típico de las festividades de Santa Eulalia. Según la ubicación de la ceremonia, se puede conseguir un carro de caballos para la entrada o salida de la ceremonia. Sí, nos suena más a una boda típica andaluza...pero su estilo, como veis, es diferente.

Desfile de Carros. Imagen de Arguiñe Escandón.
Desfile de Carros. Imagen de Arguiñe Escandón.

Metiéndome un poco en la decoración del altar y la zona de la ceremonia, si realizáis la boda en un lugar sin mar, propongo contar con el azul para otros detalles, por ejemplo, la decoración floral, o incluso tiñendo el arroz con diferentes azules. Conchas, velas, altar y sillas blancas, farolillos... y quizás música ambiente con las olas del mar.

 

A mi aún me resuenan en la cabeza... y con ellas, os deseo feliz retorno de vacaciones  a todxs.