Sin Mi No Soy Nada

 

Cuando era adolescente y se acercaba el día de San Valentín sentía cierta desazón. El hecho de no tener pareja en el temido día de los enamorados me abrumaba...Mi madre "La Sabia", comenzó entonces una bonita tradición: cada año me regalaba una cajita de bombones. Aún recuerdo los primeros, unos bombones cuadrados  envueltos en papel con corazones diseñados por Ágata Ruiz de la Prada. La miré extrañada, y le pregunté: "¿pero mamá, tu estás enamorada de mi?" Y me contestó: "En cierto modo sí. Este día, es el día del amor...y yo te quiero mucho. Sin embargo, lo más importante, es que te quieras tú misma". Y ahí me dejó con mis bombones y empezando el camino hacia el amor propio.

 

El camino es largo...toda la vida básicamente, y por mucho que unx mismx se tenga en estima, no siempre sabemos reconocernos lo que nos merecemos.  No es que quiera invitar al consumismo, pero, ¿cuántos regalos hacemos a los demás y cuántos a nosotrxs mismxs?

 

Y aquí hago memoria de un capitulo de Sexo en Nueva York, en el que Carrie Bradshaw acude a la fiesta de una amiga con unos "Manolo's" nuevos (unos estupendos y carísimos zapatos, a los que la prota es adicta). Resulta que esta amiga, en una nueva manía de feng shui, hace descalzarse a la entrada a todxs lxs invitadxs. A Carrie no le hace ni pizca de gracia...pero acaba cediendo. Y llega la tragedia cuando al finalizar la fiesta, sus amados "manolos" no están. La amiga se niega a pagar el elevado precio de sus zapatos que califica de extravagante.... y ¿qué hace Carrie? Echa cuentas del dinero invertido en los regalos a su amiga: boda, despedida de soltera, baby shower de sus 4 hijos... y se da cuenta que por el simple hecho de estar soltera y no haber pasado por estos convencionalismos socialmente aceptados , ella se queda sin sus zapatos. Hasta que le invita a su boda...consigo misma! :-)

 

(Disculpad el tremendo spoiler si no la habéis visto, aunque es muy recomendable!!! Aquí os dejo el fragmento del capítulo ) 

 

Pero a lo que voy es...¡date un homenaje! Y más que dártelo comprándote algo muy caro...nos quedamos con la idea de casarse con unx mismx!¿Extraño? ;-) No debería...al fin y al cabo, el compromiso con unx mismx debería ser el más valioso, y el que nos hace seguir el camino que queremos, fieles a nosotrxs, para luego comprometernxs con un trabajo que nos apasione, quizás comprometernos con otra persona, y en definitiva con nuestra propia vida.

Podríamos llamar de mil maneras a esta ceremonia... podría ser una ceremonia grande o más intima, reafirmando lo que eres, contando lo que has aprendido,  lo que más te gusta de la vida, con las personas que más te quieren en la vida. Y pasarlo bien, disfrutar del momento.

Si sientes ganas de celebrar tu compromiso propio escríbenos y te daremos más información.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0